Jonás 2 Sermón Biblia

Jonás 2 1 Entonces Jonás oró al SEÑOR su Dios desde el vientre del pez, Jonás 2 4Las entradas y ayudas para la oración. La oración se basa en el conocimiento y la oración es impulsada por el deseo. Si entonces por conocimiento hay error, y si en lugar de deseo hay frialdad, entonces se obstaculiza la oración. No se puede negar que todos somos propensos al error en cuanto al carácter y la mente de Dios hacia nosotros. Una idea equivocada de Dios, de su carácter tan desagradable, o de su mente como no amorosa hacia nosotros, es un impedimento principal para la obra de oración. El otro es un sentimiento equivocado hacia él. No es un error, no un error, sino (en el sentido más claro de las palabras) una forma u otra de pecado. Cualquier cosa que nos haga conocer mejor a Dios y amarlo más, será una ayuda y una ayuda para la oración. (i) Es una oficina principal de la Biblia ayudar a la oración al revelar a Dios. Míralo mientras visitas a alguien que es para ti como tu propia alma; una oportunidad de mayor conocimiento, cuyo aumento de conocimiento siempre es también un aumento de amor. (ii) Así será también con la audiencia de la Palabra en público. 'Orar es el fin de la predicación'. El valor de cada sermón en particular puede estimarse, no por la belleza de su lenguaje, y no por el poder de su argumento, sino por esta pregunta, ¿me hizo rezar? (iii) Otra de las ayudas a la oración es lo que llamamos ampliamente la disciplina de la vida. (iv) La principal ayuda para la oración es la oración. Ora una vez y rezarás de nuevo. Fray como puedas hoy mañana rezarás mejor. C. J. Vaughan, Voces de los Profetas, p. 177. Referencias Jonás 2 4.-Spurgeon, Sermones, vol. xxx., No. 1813. Jonás 2 8.-J. Duncan, The Pulpit and Communion Table, pág. 307. Jonás 2 9.-Spurgeon, Sermones, vol. iii., nº 131; Ibid., Morning by Morning, pág. 57. Jonás 2 10.-A. Watson, Sermones para domingos festivales y fiestas, 3ra serie, p. 399. Jonás 2 2 Y dijo: Lloré por causa de mi aflicción al SEÑOR, y él me oyó; del vientre del infierno lloré, y escuchas mi voz Jonás 2 3 Porque me habías arrojado al abismo, en medio de los mares; y las inundaciones me rodearon de todas tus olas y tus olas pasaron sobre mí. Jonah 2 4 Entonces dije: Estoy fuera de tu vista; Sin embargo, volveré a mirar hacia tu santo templo. Jonás 2 5 Las aguas me rodearon, incluso Para el alma, la profundidad me cerraba a mi alrededor, las hierbas estaban envueltas en mi cabeza. Jonás 2 6 Bajé al pie de las montañas; la tierra con sus barrotes fue sobre mí por siempre has sacado mi vida de la corrupción, oh SEÑOR mi Dios. Jonás 2 7 Cuando mi alma se desmayó dentro de mí, recordé al SEÑOR y mi oración llegó a ti, a tu santo templo. Jonás 2 8 Los que observan vanidades mentirosas abandonan su propia misericordia. Jonah 2 9 Pero sacrificaré a ti con voz de acción de gracias; pagaré ese que he prometido Salvación es del Señor. Jonás 2 10 Y Jehová habló al pez, y vomitó a Jonás sobre el seco tierra. William Robertson Nicoll's Sermon BibleText Cortesía de BibleSupport.com. Usado con permiso. Bible Hub